Cómo saber si estás listo para tener una relación... | No Estes Sol@

/

Cómo saber si estás listo para tener una relación…

  • -

Cómo saber si estás listo para tener una relación…

Puede ser difícil saber si estás preparado y listo para tener una relación real y formal. Es aún más difícil si recién terminaste con tu ex o si apenas empiezas a tener citas. Es importante asegurarte de que en verdad estás listo antes de involucrarte en una relación romántica y formal.

Ten en cuenta tus motivos. Si eres adolescente, es posible que nunca hayas querido tener una relación “formal”, pero de repente, todos empiezan a tener citas y crees que tú también deberías hacerlo. Si te identificas con esto, retráctate. Recuerda que las citas no son una competencia. Las relaciones románticas están conformadas por emociones reales y personas reales, así que no debes involucrarte en una relación solo porque todos tus amigos lo hacen.

Ten en cuenta lo que requiere una relación. Los adolescentes y los adultos jóvenes están listos para tener una relación en diferentes momentos, dependiendo de la madurez. Para poder tener una relación romántica saludable, debes reconocer lo que debes estar dispuesto a dar. Las relaciones sentimentales saludables constan de algunos de los mismos elementos que las demás relaciones (por ejemplo, las amistades, la familia, etc.). Sin embargo, con las relaciones sentimentales, podría ser fácil perderte en la otra persona y abandonar a tus amigos o actividades. Ten en cuenta los siguientes componentes esenciales para tener una relación saludable:

  • Te sientes cómodo al expresar tus pensamientos, sentimientos, opiniones o sueños.
  • Eres considerado con los pensamientos, sentimientos y opiniones de la otra persona.
  • Ambos se tratan con respeto.
  • Se ofrecen apoyo mutuo.
  • Evitan la violencia.
  • Pueden resolver los conflictos.
  • Confían en el otro.
  • Se consuelan entre sí.
  • Pueden contarse los secretos.
  • Se comunican de forma directa y abierta.
  • Animan a la otra persona para que tenga amigos y otros intereses.
  • Son honestos sobre las relaciones pasadas o la actividad sexual.
  • Participan en la actividad sexual por decisión

Pregúntate si disfrutas de la compañía de la persona. Esto puede parecer obvio, pero seguramente no querrás involucrarte en una relación con una persona con quien no te agrade pasar el tiempo. Por lo general, cuando las personas están “enamoradas”, quieren estar con su pareja por muchas horas y horas y no quieren ni pensar en despedirse. Aunque los síntomas del amor podrían no ser tan fuertes, deberías al menos ansiar el tiempo que pasas con la persona.

  • Ten en cuenta que, aunque es posible que te emociones por pasar tiempo con tu pareja y te sientas triste cuando se va, existe una línea que separa este comportamiento de uno obsesivo o codependiente. Una relación de codependencia significa que sueles renunciar a tus necesidades o intereses en favor de los de tu pareja o que siempre quieres estar únicamente con esta persona en particular. Si identificas un patrón similar en ti, necesitas ayuda profesional para aprender a formar uniones saludables.

Decide si quieres tener una relación sexual. Para saber si deberías empezar una relación, es importante que determines cuánto te importa realmente esta persona. Quizás has estado saliendo con alguien, pero no sabes si quieres seguir así o quieres asumir el título de “novio” o “novia”.

  • Algunas señales de que te interesa avanzar a una relación sexual podrían ser: si se divierten juntos y pasan un tiempo que no es de carácter sexual, tienen conversaciones interesantes y apasionantes, se sienten motivados a mejorar a causa de la otra persona y quieren saber más sobre ella, incluso conocer a sus amigos y familiares.
  • Algunas señales de que quieres que la relación siga siendo simplemente “sexual” pueden ser si solo son amantes y no comparten una amistad, tienen un mayor interés en el sexo que en el tiempo de calidad o en las conversaciones, se sienten muy atraídos por el aspecto físico de la persona y mantienen una barrera en la que hablan únicamente de asuntos fantasiosos, en lugar de hablar sobre sus verdaderos sentimientos, opiniones y sueños.

Pregúntate si te parece bien ser exclusivo. Otra forma de saber si estás listo para tener una relación formal es tu compromiso con una sola persona. Te gusta tanto la persona con quien estás saliendo que no puedes ni imaginar verla con otra persona o que otra persona haga que se caiga de la risa. El deseo de exclusividad suele ser un indicador importante del inicio de una relación romántica.

  • Advertencia: la posesividad extrema, los celos o el control no son elementos de una relación saludable. Es cierto que tu pareja y tú deben querer alejarse de otros pretendientes, pero alejar a los amigos y perder la cabeza si habla con una persona del sexo opuesto son señales de alerta de una unión poco saludable o incluso de abuso.

Determina cómo manejar el rechazo y rechazar de una forma madura. Al inicio de una relación, lo último que tendrás en la mente es el final. Sin embargo, al salir con alguien, sobre todo en la adolescencia, debes estar preparado ante la posibilidad del rechazo. Es posible que la persona encuentre a alguien más que le guste o podrías perder el interés en una relación. ¿Puedes reaccionar ante el rechazo de la forma adecuada? Cuando se trata de rechazar a una persona, ¿puedes dejar a alguien de una forma agradable y firme?

  • Cuando te rechazan, está bien sentirte triste, decepcionado o enojado (o cualquier otra emoción). Es normal que te sientas de esta forma. Sin embargo, puedes usar estos sentimientos de una forma positiva. Sé amable contigo mismo, en lugar de hacerte sentir aún peor con las críticas negativas. Esfuérzate por recordar todas las buenas cualidades que tienes. Siéntete orgulloso de tener el valor de ser vulnerable en primer lugar. Luego, usa lo que aprendiste de esta situación para mejorarte y mejorar tus relaciones futuras.
  • Al tener que terminar con alguien o rechazarlo, analiza la conversación con antelación. Repasa con cuidado tus motivos y decide la forma en que los expresarás con respeto. Termina una relación siempre en persona. Por ejemplo, puedes decirle a la persona que debes hablar con ella sobre algo importante. Empieza la conversación diciendo algo que te guste de la persona. Luego, explícale lo que no está funcionando y dile que quieres terminar. Dile a la persona que te apena lastimarla. Por último, respeta la necesidad de espacio de la otra persona.

Practica el amor propio. Para estar listo para tener una relación, primero debes tener una relación saludable contigo mismo. Cuando te amas a ti mismo primero, comprendes y respetas tus valores y necesidades. Esto te hace ser más estable para tener una relación potencial.

  • Cuida de ti con regularidad participando en algunas actividades que te hagan sentir bien y te quiten el estrés. Algunos ejemplos pueden ser los siguientes: leer un libro, pasear a tu perro o involucrarte en un pasatiempo.
  • Toma las decisiones con base en las necesidades y no en los deseos. Elige aprovechar las oportunidades y rodearte de las personas que respeten tus valores y necesidades.

Debes conocer tus límites. Antes de empezar una relación, debes pensar en lo que estás dispuesto a hacer o en lo lejos que estás dispuesto a llegar. Quizás debas pensar en estas cosas con antelación, ya que puede ser fácil dejarte llevar mientras estás ligando y tu pareja te pide que den un paso más. Debes sentirte cómodo al decirle a tu pareja lo que quieres y lo que no quieres y no sentir miedo de decirle que se detenga si fuera necesario.

  • Establecer límites te permite sentirte seguro en la relación, sabiendo que tienes un respaldo para hacer las cosas a tu ritmo. Al establecer los límites, apoyas tus necesidades y valores de una forma emocional, mental y física.

Debes buscar a alguien que te complemente, no que te complete. Cuando se trata de las relaciones, dos mitades no forman un todo. Por el contrario, dos personas completas y saludables se unen para formar un todo mayor. Buscar a alguien que te complete es lo más común en una relación disfuncional y codependiente. Estarás listo para tener en una relación saludable con otra persona cuando te veas completo. Como resultado, buscarás una pareja que complemente todo lo que tienes para ofrecer.

Debes tener tus propios intereses. Una señal infalible de desastre es estar más preocupado por encontrar una pareja o enamorarte, que luchar por tus metas y deseos. Las relaciones saludables incluyen a dos personas que tienen la libertad y la confianza mutua para participar en los pasatiempos y actividades de forma individual (y también juntos), salir con sus amigos sin que esté presente la pareja y apoyarse mutuamente para alcanzar sus sueños.

Reconoce que la llama inicial se terminará. La fase de la luna de miel son los primeros días de la relación, cuando ambos parecen estar de acuerdo en todo, todas las palabras que salen de la boca de tu pareja son graciosas o encantadoras y la atracción es innegable. Debes prepararte porque este período se terminará tarde o temprano. Al asumir que esta increíble sensación de química y “novedad” durará, podrías decepcionarte cuando no sea así.

  • Una pareja estable emocionalmente se dará cuenta de que no todos los días con tu pareja serán color de rosa. Ambos no estarán de acuerdo e incluso se molestarán entre sí. A veces, al empezar la relación con un punto de vista y expectativas realistas, puedes evitarte una decepción al final.

Analiza detenidamente antes de actuar por despecho. El despecho es un concepto que significa empezar una nueva relación poco después de haber terminado la anterior, sin esperar a que el dolor emocional y la confusión se resuelvan. En algunos casos, es posible que empieces una relación por despecho para evitar estar solo, para vengarte de tu pareja anterior o para tener a alguien que te consuele en ese momento difícil.

  • Contrariamente a las historias antiguas que afirman que empezar muy pronto una nueva relación puede ser motivo de fracaso, algunas investigaciones han demostrado que las personas que pueden empezar nuevas relaciones en un corto período de tiempo tienen un mayor bienestar y autoestima.
  • Aun así, debes preguntarte detenidamente los motivos antes de empezar una relación por despecho. ¿Lo haces para vengarte de tu ex? ¿Comparas constantemente a tu nueva pareja con la anterior? De ser así, es posible que quieras tomarte un tiempo para superarlo por completo primero.

¿Quieres tener tu delegación?

Únete a nuestra franquicia, accede a nuestro dossier

Carro de servicios

Facebook

Síguenos en Twitter

  • carla de 20 enero, 2019
    carla, Mujer de Fustinana, 33 años
  • anheles de 20 enero, 2019
    anheles, Mujer de Valencia, 30 años
  • felipa de 20 enero, 2019
    felipa, Mujer de Iscar, 51 años
  • jillnojack de 20 enero, 2019
    jillnojack, Mujer de Castro, 53 años
  • Happy Go Lucky Gal de 20 enero, 2019
    Happy Go Lucky Gal, Mujer de Totana, 50 años